Wimbitek apuesta por el Blockchain para garantizar la integridad y veracidad de los datos

La empresa guipuzcoana, especializada en el desarrollo de dispositivos IoT, trabaja en una solución propia denominada BRIoT

La ‘startup’ donostiarra Wimbitek afronta este 2020 como un año de cambios, comenzando por el reciente traslado de sus oficinas al Parque Científico y Tecnológico de Gipuzkoa. En un aspecto más tecnológico, su apuesta se centra en ofrecer soluciones de Internet de las Cosas apoyadas por Blockchain con el objetivo de garantizar la veracidad e integridad de los datos captados. Charlamos con Unai Burgos, CEO de Wimbitek.

¿Cuál ha sido vuestra evolución en los últimos tres años como empresa desarrolladora de soluciones IoT?

Continuamos con la vertical de desarrollo de dispositivos IoT para el seguimiento de aves. Es un área que ya tenemos muy afianza y, por eso, comenzamos a mirar a la Industria 4.0, porque tiene mas proyección y crecimiento. Creemos que las soluciones vinculadas con Internet de las Cosas en la industria van a crecer propiciadas por la llegada de tecnologías como el 5G y la gran cantidad de datos que se van a generar. En este sentido, hemos observado que se ha dejado un poco de lado todo lo que tiene que ver con la seguridad de esos datos y por eso hemos desarrollado una solución propia que hemos denominado BRIoT. Estamos patentando un proceso de control basado en Blockchain que garantiza que el ‘hardware’ que ha salido de la fábrica es tal y como debe ser, y que el ‘software’ también es el que es. Esa información que genera el cliente puede ser almacenada en una base de datos en la que nos encargamos de garantizar la veracidad de ese dato, o en una red blockchain propia en la que, además de lo anterior, también garantizamos la integridad del dato. BRIoT está apoyado por el programa Hazitek del Grupo SPRI y la iniciativa Neotec de CDTI.

¿Por qué habéis apostado por una tecnología como Blockchain?

Creemos que es una tecnología muy interesante que se conoce por los bitcoins y poco más, pero que tiene muchos usos porque es como un notario digital. Ofrecemos dos tipos de soluciones: una más económica en la que con una serie de mensajes cifrados podemos garantizar si el dato ha sido modificado o no, y otra más cara en caso de que el cliente quiera una red blockchain propia que garantice la integridad de la información.

Llevamos mucho tiempo hablando de las utilidades del Blockchain, pero en los últimos meses las expectativas han mermado bastante, sobre todo tras el fiasco de la criptomoneda Libra. ¿En qué momento se encuentra el Blockchain ahora mismo?

Es verdad que cuando salen algunas noticias o tecnologías novedosas como fue el bitcoin con el Blockchain, al principio se genera un ‘hype’ y luego se va tranquilizando, pero si analizas las tecnologías que dicen que van a ser tendencia de futuro, ahí sigue el Blockchain. Ha pasado como con el IoT, que al principio se escuchaba hablar mucho de él.  Ahora ya no se escucha hablar tanto de Internet de las Cosas, pero lo cierto es que hay millones de dispositivos conectados en todo el mundo.

¿A qué tipo de sectores está orientada vuestra solución BRIoT?

Tiene un mercado muy amplio. Somos una ‘startup’ y nos centramos en la medición de la cadena de frio en el área de la logística, pero también vemos un nicho de negocio para el sector de los coches autónomos. En este tipo de vehículos los datos se deben de verificar y deben de tener una huella de seguridad para que esa información, en caso de accidentes, no sea manipulada. También tiene su interés para Industria 4.0: para asegurar que los procesos que han llevado a cabo las diferentes máquinas se ha realizado en las condiciones adecuadas. En industria 4.0 nos hemos centrado en la parte logística más que en la industrial de máquinas, pero podemos aplicar nuestro conocimiento en el proceso de sensorización de máquinas y estamos abiertos a colaborar con las empresas que nos lo demanden. Nuestra primera prueba piloto ha sido con la medición de la cadena del frío y ese será nuestro mercado, pero si algún cliente nos lo pide, podemos hacer un producto ad hoc.

Más allá de BRIoT, desde Wimbitek llevamos mucho tiempo realizando diseños de ‘software’ a medida, industrialización de ‘hardware’, etcétera. Empezamos con dispositivos para el seguimiento de aves, pero también hemos realizado desarrollos para boyas marinas, para saber dónde están en el mar. Somos ingenieros y doctores y podemos hacer soluciones a medida del cliente. Si alguien necesita una solución que tenga que ver con sensórica y redes inalámbricas como Sigfox, LoRa, Bluetooth, Wi-Fi o ‘low energy’, que son nuestras especialidades, y nos gusta, no tendremos problemas en involucrarnos en dicho proyecto.

Has hablado antes de las posibilidades que ofrece el 5G. Lo cierto es que a día de hoy es una tecnología que tiene que afrontar grandes e importantes retos.

Está claro que es una tecnología que suena muy bien, pero habría que ver cuándo llega porque hemos tenido varias tecnologías que iban a llegar y han llegado a medias. Con todo, es muy interesante y tiene muchos retos que afrontar como es la seguridad de los datos que se van a intercambiar. En lo que se refiere a ciberseguridad, habrá que buscar soluciones para que el 5G sea una buena solución y de ahí nuestra apuesta por BRIoT.

¿Cuáles son los principales retos que tendréis que afrontar como desarrolladores de soluciones de IoT?

Uno de los principales retos que debemos afrontar quienes hacemos ‘hardware’ es ser competitivos y dar un valor añadido. No se puede competir en precio de ‘hardware’ con países como China. Es imposible. Tenemos que intentar dar un valor añadido a los clientes y fidelizarlos mediante otro tipo de fórmulas. Esa es una de las razones por la que nos hemos centrado en BRIoT.  Ese es el valor añadido que queremos aportar y lo que nos diferencia de la competencia: garantizar la veracidad e integridad del dato a través de Blockchain.

Compártelo en Redes Sociales

Share on twitter
Share on linkedin