Miramoon Pharma desarrolla medicamentos para enfermedades raras intratables

La startup guipuzcoana ha creado una plataforma denominada ‘Smart Molecules’, y está desarrollando un medicamento para tratar la retinosis pigmentaria, que afecta a la retina.

Miramoon Pharma es una spin-off salida del instituto de investigación sanitaria Biodonostia y de la UPV/EHU, dedicada al diseño y desarrollo de fármacos para el tratamiento de enfermedades degenerativas. Desde su sede en Donostia, la startup trabaja con una plantilla multidisciplinar para trabajar en la plataforma de moléculas que han denominado ‘Smart Molecules’, que consiste en “una familia de nuevas moléculas pequeñas que tienen en común su capacidad de alcanzar los tejidos objeto de tratamiento y su eficacia, así como una bajísima toxicidad, estabilidad, sencillez de síntesis y bajo coste de fabricación”, detalla Pablo Ferrón, CEO de Miramoon Pharma.

Creada en 2019, la empresa guipuzcoana está inmersa ahora mismo en un proyecto para desarrollar un medicamento para el tratamiento de la retinosis pigmentaria, una enfermedad hereditaria de la retina que no tiene un tratamiento estandarizado por el momento. Esta enfermedad se detecta típicamente en la adolescencia y evoluciona durante años causando un estrechamiento paulatino del campo visual, pérdida gradual de agudeza visual y puede derivar en ceguera en las últimas etapas de su evolución. Cabe destacar que Miramoon Pharma trabaja en medicamentos para enfermedades que hoy en día son intratables algunas de ellas consideradas raras.

La startup mantiene contacto con diferentes empresas farmacéuticas en búsqueda de colaboración para la ejecución de las últimas fases de desarrollo y comercialización de los medicamentos. “Estamos en constante contacto con empresas farmacéuticas interesadas en este modelo de negocio, tanto nacionales como internacionales”, destaca el CEO de la empresa. Además, Miramoon Pharma participa desde 2020 en el programa Hazitek del Grupo SPRI, “que nos ha ayudado muchísimo a desarrollar nuestra actividad de I+D+I”.

La empresa ha contado desde sus inicios con el apoyo de BIC GIPUZKOA en el marco del programa Ekintzaile/Txekintek financiado por SPRI y la Diputación Foral de Gipuzkoa y de la Fundación Biociencias Gipuzkoa Fundazioa promovida por Kutxa Fundazioa y la Diputación Foral de Gipuzkoa.

De cara al futuro, la empresa tiene varias áreas de trabajo en las que quiere avanzar. Respecto al tratamiento de retinitis pigmentosa, se busca superar la fase preclínica y realizar los primeros ensayos en humanos, y posteriormente licenciar el producto con una compañía farmacéutica. “Este desarrollo nos dará una importante inyección económica y nos permitirá ganar velocidad en el resto de los programas en desarrollo y crecer como compañía”, apunta Ferrón.

Actualmente la empresa está en inmersa en la búsqueda de inversión privada para llevar a cabo sus planes de desarrollo.

El Grupo SPRI es uno de los agentes que ponen en marcha la estrategia RIS 3 Euskadi, que representa la apuesta estratégica de Euskadi por la Investigación y la Innovación enmarcada en el Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación PCTI 2030.

El nuevo PCTI 2030 establece 3 prioridades estratégicas: Industria Inteligente, Energías más limpias, Salud personalizada. Establece a su vez 4 territorios de oportunidad: Alimentación saludable, Ecoinnovación, Ciudades Sostenibles y Euskadi Creativa, e introduce el concepto de Iniciativas Tractoras Transversales, entendidas como un instrumento que potenciará el trabajo colaborativo entre las áreas RIS3 en ámbitos estratégicos concretos, y que contribuirán a que Euskadi pueda afrontar la triple transición tecnológico-digital, energético-climática y social y sanitaria. Descarga el PCTI 2030 completo.

Compártelo en Redes Sociales

Share on twitter
Share on linkedin